no tenemos planeta B

Correo 

Venganza fujimorista

Publicado: 2019-12-02


Cuando Ernesto Blume y el Tribunal Constitucional decidieron ignorar todas las pruebas contundentes que demostraban la necesidad de la prisión preventiva a Keiko Fujimori y le permitieron quedar en libertad, el esposo de la lideresa de Fuerza Popular, Mark Vito, declaraba a la prensa que "sería un sueño que Keiko nos cocine un lomo saltado". Sin embargo, a horas de haber abandonado el penal, lo que Keiko estaría cocinando sería su venganza contra la justicia y quienes se acogieron a la colaboración.

Si bien sería ingenuo creer que la hija de Alberto Fujimori estaba imposibilidad de coordinar las acciones a seguir por sus cómplices, en especial si se tiene en cuenta los tan numerosos como injustificables beneficios penitenciarios, tampoco se puede ignorar que en libertad podrá apelar de forma más eficaz a la lástima y victimización en complicidad con algunos pseudo-comunicadores.

Aunque a diferencia de otros políticos sudamericanos que se vieron investigados por la justicia, como Cristina Fernández de Kirchner en Argentina o Lula Da Silva en Brasil, el caso de Keiko sí estuvo basado en pruebas contundentes y no se evidenció persecución política de ningún tipo, no sería extraño que Fujimori Higuchi busque tomar el papel de víctima y se presente compare con aquellos que sí han sido perseguidos. Es fácilmente predecible notar que esta será la forma en que buscará intimidar a la justicia y a todo aquel que esté dispuesto a declarar en su contra.

En el momento en que la justicia parecía abrirse paso, la corrupción vuelve a dar un golpe demostrando lo enquistado que está en las instituciones. Ahora dependerá del pueblo peruano no renunciar a un país libre de la clase política más nefasta y seguir presionando en las calles para que tanto el fujimorismo como sus cómplices no obtengan la impunidad de la que han gozado durante tantos años ni logren concretar su venganza contra quienes los pusieron al descubierto.


Escrito por

Cristian Rebosio Aguilar

23 años / Estudiante de comunicaciones / Lima, Perú


Publicado en