es constitucional, no confundas

Ojo

La lucha de San Marcos y la educación pública

Publicado: 2019-09-21


La toma de la Universidad San Marcos por parte de los estudiantes y la manera en que un importante sector de la población ha reaccionado evidencia que la educación en el Perú está en grave peligro. No solo por la desidia del Estado que, lejos de preocuparse por escuchar a los alumnos, tiene a un Ministro del Interior que pretende desacreditar las manifestaciones vinculándolas con grupos terroristas y permitiendo la represión por parte de la policía sino por la indiferencia de gran parte de la ciudadanía que sigue sin comprender la importancia de cuidar la educación pública y, por el contrario, cuestiona el papel de lo estudiantes.

En un país en que existe tanta desigualdad, la defensa de universidades y colegios estatales es clave. En especial si tenemos en cuenta que el peligro de la privatización siempre está rondando. Lamentablemente, para un gran sector de nuestra sociedad, casualmente el que vive con innumerables privilegios, las protestas estudiantiles no tienen razón de ser y hasta se animan a afirmar que los estudiantes de las universidades del Estado deberían agradecer que se les permite estudiar sin pagar.

Este tipo de afirmaciones no podrían ser más alarmantes porque se podría olvidar que la educación es un derecho y no un privilegio. Aunque lo peor es el papel al que se quiere limitar a los estudiantes. Mientras en países, como Argentina o Chile, las protestas de estudiantes buscando mejoras en la educación son respetadas, pareciera que en Perú se quiere criminalizar las manifestaciones y limitar al estudiante peruano a ser un ser sumiso que vive abstraído de la realidad de su país y es incapaz de velar por el bien común.

Afortunadamente, la lucha de los universitarios ha tenido resultados positivos y, por lo menos, se logró concretar una reunión entre los representantes de los alumnos, la Municipalidad de Lima, la Ministra de Educación y directivos de San Marcos. Una vez más los sanmarquinos defendieron sus derechos y el de las futuras generaciones que pasarán por la 'Decana de América' que sigue siendo motivo de orgullo para quienes pasaron por sus aulas no solo por la formación académica sino por la conciencia social.


Escrito por

Cristian Rebosio Aguilar

23 años / Estudiante de comunicaciones / Lima, Perú


Publicado en